jueves, 14 de marzo de 2013

Un amor que no puede arreglar nada ( o casi nada, o en casi nada, casi todo)

Beyond the Century - 1998 by Adiemus on Grooveshark

¨In between every word is the sobbing heaving ocean of a mother’s silent love that does not fix a thing¨
Karen Maezen Miller

Hace rato empecé a entender que hay muchas cosas que no puedo arreglar. Que hay cantidad de temas en los que no me puedo meter. Especialmente cuando se trata de los sufrimientos de mis hijos, ya adolescentes.
Puedo escuchar, conmoverme, sostener, acompañar, sufrir con ellos, ( y cómo!).
Puedo también tener ganas de salir a decir, a pedir, a sacudir, ganas de intentar solucionarles, ganas de ahorcar a quien los hace sufrir ( ¡se que no estoy sola en esta!), pero no puedo ni debo hacerlo.
Por esto de que ya no está en mi arreglar sus cosas y porque no sería bueno para ellos. Ojalá, y qué lindo sería poder hablar con quien corresponde y pata de cabra, resuelto el problema, pero no, no funciona así, y a veces hasta empeora las cosas.
Cuesta atajarse, pero hay que.Y en eso ando. ( Gracias MS!)
Cuesta verlos sufrir.
Entonces escribo, y atravieso, y entre mis palabras está mi amor silencioso, como una marea que va y viene, como un oceáno que llora con sus llantos.
Y estoy atenta, y el mundo en las palabras, me regala, generoso, su compañia, que clarifica, consuela, y confirma que está bien así, aunque duela y tanto.
Abro el mail y encuentro ahi esas palabras que yo hubiera querido decir. Y acá las comparto, no se las pierdan!

love letter to a teenage girl

8 comentarios:

  1. Hace unos días, uno de mis hijos varones lloró, y bastante. Lo único que le dije fue: No pierdas nunca esta sensibilidad.
    ¡Cuánto cuesta romper con formatos culturales tan enraizados!
    Al diablo con la frase: los hombres no lloran.

    ResponderEliminar
  2. Flor, como te entiendo y te acompaño. Nos sale la mamá leona de adentro. Hay que agazapar, mirar y cuidar con el corazón. Dejarlos caminar y que hagan su experiencia. La pucha que cuesta! Un besote y abrazote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lolita por comprender y así acompañar!

      Eliminar
  3. Gracias Flor, porque tu palabras tendidas me dan respuesta a cuestionamientos que van y vienen en mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis hijos son los que me muestran que son ellos quienes tienen que transitar solos el camino, su camino y que nada es tan tremendo como lo vivo desde mi lugar de mamá. Gracias a eso estoy pudiendo quedarme afuera y acompañarlos sin meterme en su película.
      Besos Flor.

      Eliminar
    2. Qué bueno Ro que encuentres algo tendido que te sirva, me pasó exactamente eso cuando recibí el articulo de Miller...Gracias por pasar y aportar!

      Eliminar
    3. Nada es tan tremendo...me quedo con esa linea y me la pongo cual curita, para que duela un poco menos! Gracias Carito!!

      Eliminar