domingo, 17 de junio de 2012

Muchos regalos en uno














Me regalaron tres calas
con sus enormes hojas moteadas,
una abierta, dos cerradas.
Mi admiración fué al principio
sólo por la que estaba abierta
Durante días adornó mi casa.
A las dos cerradas no las había notado mucho,
hasta que empezaron a dar muestras de los
primeros movimientos de apertura...
Sorpresa, maravilla!
No hice nada,
sólo cambiarles el agua cada tanto,
tener paciencia
y no interponerme.
Ellas están haciendo lo suyo,
se están abriendo despacito,
regalándome otra belleza,
la de la transformación, la del proceso,
del que tengo el privilegio y el honor
de en silencio ser testigo.
Gracias!
( con las calas resultó fácil, con otras cosas no tanto)

7 comentarios:

  1. Para mi tambien fue un domingo de regalos, Flor! ahora me toca la tarea de no interponerme (o de no dejar que mi cabecita se interponga!) y de disfrutar a pleno el proceso, mas alla de los resultados.
    Gracias x ser parte! Te quiero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menuda tarea! Acordate del laberinto! Yo también te quiero Anita!

      Eliminar
  2. me regalaron la vida y me quise interponer en ella, decidir cuando como donde y aun asi ella siguio su curso, sere una cala mas en tu florero o en el mio propio, pero vi claramente que no podia interponerme al paso de la vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ay prima! es tan dificil eso de no interponerse! pero las veces que lo logramos y dejamos que la vida sea, qué alivio y cuánta maravilla! Sos una cala preciosa en proceso de transformación! Una maravilla! Acordate que yo te veo!

      Eliminar
  3. vos me ves...yo lo se tengo es esa suerte y me haces crecer

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Flor!!!!
    Será que lleva nada más que toda la vida...aprender a mirar, a hacer silencio y maravillarse??
    Beso enorme
    Ber

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capáz que si no? Tenmos para entretenernos entonces!!

      Eliminar